Coronavirus, Introducción.

Desde el inicio del tiempo, los seres vivos hemos convivido en un ambiente casi homeostasico, teniendo altos y bajos durante toda la existencia, aprendiendo y adaptándonos mutuamente a los cambios tanto positivos como negativos de cada una de las eras respectivas.

Actualmente, hemos vivido una de las etapas mas duras de la era moderna, y es la de enfrentar una pandemia de características bíblicas, hemos estado en constante educación y siendo parte receptiva de toda la información que a diario podemos consumir sobre un tema que esta dando tanto de que hablar, sobre un tema tan delicado en si, que minimizarlo seria darle un cierto aire de ventaja para seguir haciendo de las suyas, y Si, hablo del tan coronavirus, Sars-Cov-2, Covid-19, o Coronavirus de Wuhan(por ser el epicentro del inicio).


A finales de Diciembre de 2019, fuimos testigos mundiales del aparente nacimiento de una nueva cepa establecida por parte de este virus. Una cepa que hasta el día de hoy, estando escribiendo esta columna, cuenta con 4 meses de duración y ha hecho tanto daño a nivel mundial, tanto desde un punto de vista social, político, económico, emocional, y obviamente físico. Pero, ¿Que es lo que hay que resaltar de manera tacita sobre esta enfermedad o esta cepa?; Básicamente el CA esovid-19 se caracteriza por su rápida capacidad de propagación, esto añadiéndole el hecho de ser mas letal en población de edad avanzada, y con factores de riesgo, añadiendosele ademas, la mala priorización a nivel mundial en la inversión tanto humana como financiera a los sistemas de salud.


Pareciera como si todo hubiese sido planificado y se habría capacitado un calvo de cultivo para lo peor, o al menos para algo grave, ya hasta el día de hoy van cientos de miles de contagiados, miles de fallecidos, centenares de casos sospechosos, y hasta la fecha se sigue sin controlar este nivel de propagación del virus. Añadiendosele a la capacidad de transmisibilidad del virus, el hecho de la falta de sentido común, empatía, y solidaridad de la población mundial.

Hemos siendo tan victimas del desarrollo, hemos sido victimas de las cascadas de información que diariamente consumimos, que el tiempo se pasa en un abrir y cerrar de ojos. E hizo falta un virus mortal para darnos cuenta que el estilo de vida mundial estaba yéndose de manera acelerada a un abismo complejo del cual iba a ser difícil salir.

A estas alturas del partido, la lucha por conseguir una alternativa o una solución que despeje el camino hacia la homeostasis entre el ser humano y un microorganismo sigue librando batalla, los laboratorios, los gobiernos, las ONG's. Todos han ido sumando esfuerzos para poder seguir adelante, y quizás no retomar nuestras vidas de manera normal, pero si poder sobrellevar la situación, y hacernos entender que la vida va mas allá y que no la estamos disfrutando de manera correcta.


Quizás luego de esta pandemia, aprendamos a ser un poco mas serenos, mas sensatos, con mayor capacidad de razonamiento y de sentido común, pues son esas cualidades las que nos alejaran de una extinción ya planteada pero de manera menos precoz.




0 vistas

©2020 por Mediconsulta. Creada con Wix.com