O.M.S. Como Organismo Regulador

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es el agente principal a la hora de estudiar y alertar a la población mundial en materia de salud pública, esta función le ha sido atribuida desde 1945 cuando celebraron su primera reunión, en la cual sentaron las primeras pautas para poder cumplir su tarea de prevención y contención de enfermedades.


Esta organización ha sido la principal encargada de combatir enfermedades que ponen en riesgo la salud de la población mundial como por ejemplo la Viruela, la cual pudo ser erradicada en 1979 gracias a los esfuerzos conjuntos de los integrantes de la organización. Así mismo, los integrantes de la OMS son quienes se encuentran a la vanguardia cuando se trata de combatir enfermedades que afecten la población nacional o regional. Caso ejemplar es su función en la prevención del VIH/SIDA, donde son los integrantes de esta organización quienes cuentan con la principal tarea de desarrollar estudios y crear campañas para evitar la propagación de la enfermedad.


Es por esto que la OMS se presenta como el más alto agente -en el área médica- del mundo, cuyos objetivos como agente regulador se pueden definir de la siguiente manera:

  1. Ofrecer liderazgo en temas cruciales para la salud y participar en alianzas cuando se requieran actuaciones conjuntas.

  2. Determinar las líneas de investigación y estimular la producción, difusión y aplicación de conocimientos valiosos.

  3. Establecer normas y promover y seguir de cerca su aplicación en la práctica.

  4. Formular opciones de política que aúnen principios éticos y de fundamento científico.

  5. Prestar apoyo técnico, catalizar el cambio y crear capacidad institucional duradera.

  6. Seguir de cerca la situación en materia de salud y determinar las tendencias sanitarias.



Igualmente, la organización en su función de máximo organismo de salud a nivel mundial, se ocupa de permitir el acceso de pacientes a equipos de alta calidad, seguros y eficaces. Así mismo, las funciones de la OMS como agente regulador garantiza el beneficio a todos los pacientes de contar con una salud integral de calidad, así como también brindar seguridad a las entidades y personas encargadas de brindar atención médica a los pacientes.

Constantemente la OMS se encuentra implementando regulaciones que permiten mejorar el sistema de salud mundial, por ejemplo, tenemos la 67a Resolución de la Asamblea Nacional de la Salud WHA.6720 titulada: “Fortalecimiento del sistema de reglamentación de los productos médicos”, en esta regulación se señala la importancia que tiene la reglamentación de los productos médicos para mejorar los resultados de salud, así como también aumentar la accesibilidad de productos médicos seguros, eficaces y de calidad.


Un ejemplo más reciente de las funciones como regulador de este organismo es el papel que ha cumplido en cuanto a dar la voz de alerta sobre el más reciente COVID-19, así como también desmentir afirmaciones falsas sobre la eficacia de ciertos medicamentos para tratar tal enfermedad. Además, es el principal agente regulador que incentiva a la colaboración, en el área de investigación, de entidades calificadas para poder desarrollar y estudiar componentes que sean efectivos a la hora de tratar con esta última pandemia que ha afectado al mundo. Así como también verificar que los estudios hechos en relación a esta enfermedad sean veraces y cuentan con los parámetros de seguridad correspondientes.


3 vistas

©2020 por Mediconsulta. Creada con Wix.com